AZAFRÁN, LA ESPECIA VALIOSA

¿Cómo se obtiene el azafrán?

El azafrán es una especia que se obtiene de los estigmas secos de la flor Crocus Sativus y, para obtener un kilo, se necesitan nada menos que unas 250.000 flores.

El proceso para obtener esta preciada especia es bastante peculiar y ha cambiado muy poco a lo largo de los años: las flores se recolectan a finales de otoño, pero tiene que ser a primera hora de la mañana, porqué a esta hora las flores están cerradas y los pistilos protegidos, y, de esta manera, conservan mejor todas sus propiedades.
Después, se separan los pistilos de las flores de manera totalmente artesanal. y se extienden al sol para que pierdan la humedad. Finalmente se tuestan a fuego lento.

Su olor es bastante fuerte, su sabor ligeramente amargo y el color anaranjado que aporta a los guisos y bebidas es debido al caroteno que contiene.

Azafrán _ Sorpresa Gourmet Blog 2

¿Cuál es el origen del azafrán?

Esta valiosa especia proviene de oriente y desde tiempos remotos se expandió por todo el mundo como especia culinaria, como planta medicinal y como materia prima para tintes.

En la Antigua Grecia se cree que en Creta había muchos campos para su cultivo y que era costumbre que la recolección solo la hicieran muchachos jóvenes y fuertes para aportar su vigor a esta especia.
El color y el olor del azafrán eran muy apreciados, sobre todo por las clases altas, de ahí que uno de sus usos fuera el tinte para teñir vestidos y para perfumar el ambiente de las fiestas se esparcía esta especia por el suelo o dentro de los cojines.
También se usaba como desinfectante y dicen que Alejandro Magno se bañaba con agua mezclada con azafrán para curar sus heridas.

Los romanos, además lo usaban para teñir el cabello. Una excentricidad del emperador Nerón fue perfumar las calles, baños, teatros y patios de Roma con azafrán para que la ciudad oliera mejor.

Los egipcios lo usaron para colorear las mortajas de las momias y para realizar ofrendas a los dioses. Se dice que su reina más famosa, Cleopatra, lo usaba como cosmético para lucir la piel más dorada y para hacer conjuros de amor.

En la Edad Media su uso se extendió por toda Europa y se convirtió en una mercancía muy importante en el comercio debido a sus múltiples aplicaciones y propiedades. Las transacciones comerciales se hacían en las ferias anuales y en los mercados.

El azafrán hoy en día

Actualmente forma parte de todo tipo de comidas y bebidas, en la paella valenciana con su inconfundible color amarillo; un auténtico café árabe, aromatizado con azafrán y cardamomo para dar la bienvenida o el tradicional pastel de azafrán de Santa Lucía en Suecia.

Y se sigue usando como tinte para teñir los hábitos de los monjes budistas.

Como planta medicinal su uso ha sido diverso: afrodisíaco femenino, analgésico, estimulante digestivo, calmante, para bajar la tensión arterial, para estimular la respiración o antidepresivo.

A parte ser utilizado en gastronomía y medicina, también tiene algunos usos curiosos, como por ejemplo en la India, donde las mujeres reciben un toque de azafrán en la frente cuando entran en un templo.

De su pasado medieval se conservan las medidas de peso, sobre todo la “onza”, que equivale a 28,75 gr.